Tuesday, April 24, 2007

Visitas del plano espiritual


Nacieron en diferentes lugares, pero al final que importaba, Natalia y Concepción eran primas, llegaron cada una con sus respectivos padres a vivir a la enorme y casi vacía casa que sus abuelos recién fallecidos acababan de heredarles, y desde entonces se volvieron inseparables; compañeras de juegos y travesuras como sólo se pueden hacer a los 5 años; en el comedor, en el jardín, en las escaleras; siempre juntas.

Les contrataron una institutriz que las cuidara y educase hasta llegar a al edad escolar, sin embargo ella rara vez estaba al pendiente.

La propiedad estaba tan deteriorada que había que restaurarla y las remodelaciones iniciaron. Esa mañana los padres supervisaban abajo a los trabajadores que, arreglaban paredes y puertas, sólo unos cuantos trabajaban en los barandales de las escaleras, cosa que pronto abandonaron para acudir al llamado de una de las madres.
Se suponía que la institutriz se encontraba arriba, cuidando que las niñas no bajaran ni se acercaran a las escaleras, pero ella las dejó para ir a dormir, no sin antes aclararles que debían cuidarse una a la otra. Natalia y Concepción, se asomaron por la baranda y Concepción, cuidando que a su prima no le pasara nada, quiso cerciorarse que la baranda fuera segura y se apoyó en ella, se recargó demasiado y la reja cayó junto con la niña. A los gritos de Natalia acudieron todos, sólo para darse cuenta que Concepción estaba muerta.

Lo que la institutriz les dijo a las niñas poco antes de la caída y muerte de una de ellas quedó tan grabado en la mente de Concepción, que aún desde la otra vida ella sigue visitando a Natalia, para cuidarla y asegurarse que nada le pase. Unas veces se puede oír a Natalia hablando sola en el comedor, en el jardín o en las escaleras y otras ella misma cuenta que antes de dormir, cuando el sueño la adormece, jura que puede ver a su prima entrando a su habitación que llega hasta ella y la besa antes de dormir.
Diana

*Inspirado en la pintura “niña viva y niña muerta” de Siqueiros.

3 comments:

Rosa said...

La idea me gusta, es enigmática y triste, pero el lenguaje no es lo suficientemente fluido, la narración se siente entre cortada. ¿qué pasa? has hecho cuentos con estructura mas simple y sinembargo con una magnífica narración...El cuento daba para mas.

Anonymous said...

pues rosa, a mi me gustan el titulo y la imagen... je je je

almartirio auditivo said...

está bueno el concepto. Yo pasándo a saludar.


a